Mayo del 2007


Sonrisas

Muuu!!

Malijno me llevo ayer a ver, sorpresivamente, Las noches de Paramount Comedy al Teatro Olympia, por cierto, el mismo teatro donde vimos a los absolutos maestros del humor. Nos reímos 8 mil y pico o más durante una hora y media estupenda gracias a Juan Solo, el maestro jedi del humor, JJ Vaquero, un auténtico animal en el escenario, e Iñaki Urrutia, que no es de donde parece por los apellidos, pero da lo mismo, porque te descojonas con él.
Agradecer a los 3 el buen rollo, las risas y los lagrimones y a mi marido por una sorpresa tan cojonuda. Le comenté apenada hace pocos días que ya no quedaba ninguna entrada para verles y el muy jodío me siguió el juego cuando él ya las tenía compradas. ¿Alguien duda que mi marido es el mejor toro del mundo? :)

Esta mañana nos hemos ido a donar sangre. Qué casualidad, hace un año publiqué una entrada en la que también me iba a donar sangre.
Os va a parecer una gilipollez, lo sé, lo es, pero siempre quise donar cuando no podía y, una vez adulta, siempre me ha gustado donar. Os narro como comencé.
Un día, hace más de 10 años, mé planté en el Hospital Parásito, perdón, Príncipe de Asturias y mugí: quiero donar sangre. Me hicieron presentar el dni. No eres mayor de edad, no puedes donar, dijeron. Suputamadre, si los cumplo en un mes! A casa, por palurda.
El 1 de Mayo de 1997 me presento en el hospital otra vez. Entro y digo: quiero donar sangre, hoy es mi cumpleaños y ya soy mayor de edad. Y después dije hola. Todo dios alucinando pepinillos, fijo que pensaban que estaba como una puta cabra, las 11 de la mañana de mi cumpleaños, festivo absoluto donde los haya y yo allí, en el hospital. Lo que yo os diga, flipaban mil. Y esa vez sí que pude donar, mi primera vez. No he tenido mejor regalo de cumpleaños que ese, os lo puedo asegurar.

Desde entonces, y mientras viví en Madrid, cada 3 meses y medio, 4 meses, religiosamente iba a donar. Siempre, sin faltar ninguna cita.
Cuando estaba en la facultad, cada cierto tiempo venía un autocar para donaciones de la comunidad de Madrid, así que acoplé mi calendario de donaciones para que coincidiera con ellos. Con antelación, me mandaban una carta (como a todos): Te informamos que estaremos enfrente de la facultad de Filosofía de tal día a tal otro, desde las 10 hasta las 20 hrs. Esperamos contar contigo como en ocasiones anteriores. Y allí que estaba yo, por supuesto. Pasaban los meses y los años y como, más o menos, siempre venían los mismos médicos y enfermeras, ya nos conocíamos, así que en una de las ocasiones, al acabar su turno, quedamos todos por la noche para cenar en el Vips de Gran Vía. Casualmente, me encontré con otros compañeros de la facultad allí y me preguntan: ¿con quién estás?, contesto: pues con los del autocar de las donaciones. Los ojos de mis compañeros como platos, otros que también alucinaban.


La donación ha ido perfecta para mí y para Jorge, un amigo, aunque Malijno no ha podido colaborar, pues está tomando un medicamento (nada importante, tranquis). No todas mis donaciones han ido bien, en una de ellas lo pasé mal. Había comido en el Vips (sí, me gusta el sitio, que pasa) con mi amigo Celsiuss y de ahí nos fuimos a donar. Cuando me quitaron la aguja y me fui a incorporar, me desmayé unos segundos. Bebí, parecía que ya iba todo bien y cuando ya estaba comiendo, plof, otra vez. 3 o 4 veces me pasó, así que me tumbaron y me pusieron una bolsita de suero o salino o alguna cosa de esas hasta que estuve perfectamente. ¿La explicación? Sencilla, 40 grados en la calle. Bajada de tensión enorme.
Tengo que reconocer que en la siguiente vez fuí con un poco de, digamos, miedo. No miedo, sino que me acordaba del tema y claro, ya vas como sensible, como predispuesta. Y ellos me decían: tu no lo pienses, no te acuerdes, cuentanos que tal tu hermano y las clases. Y no he vuelto a tener más problemas. Os cuento esta anécdota porque hoy, en el autobús, había un señor que se ha mareado varias veces y al final le han puesto la bolsita de lo que sea también. Ya le he comentado: ahora no te quedes con esta experiencia y la próxima vez vuélvelo a intentar, no te acuerdes de hoy.

Hoy nos han regalado una camiseta y un separa páginas. Ya tengo nosecuantos pins, una pizarrita estilo vileda para la nevera, bolis, carpetas, toda la colección, vamos. Y después, a comer un buen bocadillo de ensalada de atún! Sin cerveza, eso sí.

Ayer Noches de la Paramount Comedy y hoy donación de sangre. Y para colmo, está nublado, no hay sol, ha chispeado, no hay sol, ha bajado bastante la temperatura y no hay sol. ¿Es o no es para estar feliz y sonreir?

Muuu!!

De Eurovisión, a Eurotostón y de ahí, a Eurofollón

Muuuuuu!!

El sábado Malijno y yo vimos Eurotostón. Sí, hoy podéis comprobar fehacientemente con esta última frase que el mal de las vacas locas existe.
Conste que nos lo pasamos teta, digo ubre, cogimos papel y bolis y fuimos apuntando, a ver, Hungría, número tal, esta es una chica que canta blues, vestida de vaqueros y descalza agarrada a una señal de bus-stop. Voz muy buena, canción bonita, puesta en escena sencilla pero acorde, un 8'5.
Estas cosas son necesarias, luego toca el momento de votar y pasa lo de siempre, que no te acuerdas de quien cojones canta por Rumanía y que, claro, desde cuando hay diferencia entre Letonia y Lituania.
Después dimos los famosos 12,10, 8, etc puntos a quienes consideramos e hicimos otra apuesta paralela para intentar adivinar qué votaría europa. Y sin gastarnos un puto duro.
Atinamos muy bien en nuestras apuestas, casi las clavamos, somos unos putos entendidos en música, ya no se puede discutir. Eurovisión nos apoyará siempre en esta afirmación.

El caso es que después del festival (por qué cojones lo llaman festival?) echaron un programa presentado por Carolina Ferre, ese ser, (Carol, hermosa, mi marido es "fan" tuyo, siempre que te ve se toma un Omeoprazol) y, la verdad, tenía curiosidad por verlo. Ví el del año pasado, Eurovisión 2006, donde salía una impresentabilísima Massiel diciendo, muy cabreada, que nuestra canción había sido una mierda, que a ella personalmente le había encantado Lordi, el grupo vencedor, y que prácticamente cualquiera de las otras canciones era chorrosopotrocientas veces mejor que la nuestra. Todo esto, a berrido pelado, que es como ladra nuestra La, La,La infinita.
Antes de seguir escribiendo, quiero que veáis unos videos muy, muy cortitos sobre este Especial Eurovisión 2006 que TVE emitió justo después del concurso. Video nº1 y Video nº2

Bien, pues ya sabéis un poco, más o menos, lo que se habló el año pasado. Para arreglar semejante bochorno, TVE se embarcó en lo que se llamó Misión Eurovisión, un programa para encontrar a nuestro representante en Europa y, por supuesto, quiso contar con la voz de la experiencia de Massiel: Promoción Video 1 y Promoción Video 2.
Con tan bello fin se presentaron muchos jóvenes y jóvenas, todos debían contar con su cierta experiencia en el mundo musical, algunas cantaban de puta madre, hicieron muchas galas donde la gente decidía con sus llamadas al 905 de turno y sms quien quería que ganara, TVE ganó muchos € con esos votos, etc.
El coñazo que dió Misión Eurovisión fue importante: a la elección del público se le añadían 2 semifinalistas más que elegía el jurado, gente de la industria musical, gente sabia donde las haya: Mikel Herzog, Massiel, Poti... Maravillas del mundo. Todos se pringaban, decían que este año lo íbamos a conseguir, que había mucha calidad, que tal, que pascual...
Como se presentó mucha gente, TVE hizo mogollón de galas y en la finalísima, el poder lo tenía el público. Y el público eligió a los bodrios D'Nash. Y esto por qué: porque TVE todavía no ha debido darse cuenta de que quien manda sms y llama al 905 a ese tipo de programas son niñatas (principalmente) de 14 a 20 años. Ven a 4 tios "guaperas" a lo Take That y ya está, todas a gritar como histéricas con el xumino cocacola.

Bien, pues este año no solo no ha ganado Expaña, sino que han quedado quintos por la cola. Aquí tenéis un video resumen, muy breve, de las explicaciones de Jose María Iñigo y D'Nash. Vale, y ahora me toca a mí.

Señores expertos y expertas de TVE:

1º - La canción, I love you mi vida es y será una puta mierda. De esas típicas que ya has escuchado 300 millones de veces en veranos pasados. La moda de mezclar inglés y español pasó hace décadas. El gritito ese "iii eee ooo", rebuzno, solo indica que no sabíamos como rellenar la música. La canción es horrible, no hay por donde cogerla. Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda.

2º - El grupo D'Nash (no confundir con los buenos, The Nash) es otro grupito más de chicos "guapos" a lo Take That, que pseudo-cantan y pseudo-bailan. Si llegan a hacer más gallos en la gala, les salen plumas. Por favor, vean que solo representan a las niñatas de 15 años que les han votado. Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda.

3º - Que yo recuerde, el año pasado ganó Finlandia. Me parece que Finlandia no es europa del este. El año anterior, el 2005, ganó Grecia. Juraría que tampoco es europa del este. Yo creo que en esos años no existía europa del este, o no tenían dinero suficiente para llamar. Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda.

4º - Es cierto que los países del este se han dado los 12 puntos entre ellos. Bien, suponiendo que la teoría de la conspiración sea cierta y suponiendo que nuestra canción fuese buena, nos hubieran dado los 10 puntos, o los 8 o ALGUNO. No sé si se han parado a pensar que no nos ha votado prácticamente nadie, ni siquiera los europeos occidentales. Pero claro, todo esto es mucho suponer. ¿No les indica ello que nuestra canción era una porquería y que no le gustó a nadie? Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda.

5º - Para que la canción ganadora se llevase más de 200 puntos, tuvo que votarle más gente de los famosos 4 países vecinos. Casualmente, que cosas, inexpertos musicales como Malijno y yo prácticamente clavamos los resultados. A nosotros nos importa un carallo que sean del este o no, las canciones de Moldavia, Bulgaria, Ucrania, Serbia, Hungría y Turquía eran estupendas y por eso las votamos. Y D'Nash una puta mierda. Hagan cuentas. Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda.

6º - Ustedes son los representantes del concurso Misión Eurovisión, el enlace entre el telespectador y la cadena. Después de haber fracasado estrepitosamente y de llenarse los bolsillos, por favor, tengan ustedes un mínimo de vergüenza, reconozcan sus errores, no echen balones fuera, no culpen a los demás, pidan disculpas y el próximo año, se quedan en casa viendo el programa mientras comen aceitunitas y pataticas. Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda.

7º - Hay que decir, para quien no lo sepa, que de todos los países que se presentan al concurso, sólo 14 pasan directamente a la final del sábado: los que quedaron en las 10 primeras posiciones en el año anterior y los 4 grandes, a saber, Gran Bretaña, Alemania, Francia y España, que hagan lo que hagan, siempre irán directos a la final. El resto de países tienen que pasar una semifinal. Señores de TVE, si no llega a ser por esto, Expaña no superaría la semifinal ni de coña en los últimos 5 años. Por cierto, no les he oído quejarse de este hecho, a todas luces injusto. Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda.

8º - Si la solución a que nadie vote a Expaña es dejar de ir al festival, como ha hecho este año Italia, en Miss Universo, por favor, tampoco nos presentamos, que entre los países Sudamericanos y los Asiáticos son más que nosotros y se votan entre ellos, o algo así. Lo digo porque el cardo borriquero de Miss España de este año es espectacular. De fea, claro. Habrá que protestar de modo parecido cuando no pase ni la primera ronda, digo yo. Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda.

9º - Si de verdad creen eso de "si esto sigue así, no nos presentamos al festival", háganlo. A ver de qué cojones van a comer ustedes, que no valen para absolutamente nada. Con las mierdas que envían al concurso, creanme, nadie les va a echar de menos. Absolutamente nadie. Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda

10º - Ustedes piden que se quite el actual sistema de votación, que favorece a europa del este, y pongan un jurado experto en materia musical, como pasaba antes. Analicemos el jurado experto de TVE: Massiel: actual nº1 en ventas en todas las listas mundiales. Mikel Herzog: nadie, nadie, sabría decir 1 canción famosa tuya, absolutamente nadie. Antiguo representante de cantantes de ot, hasta que vino Telecinco y te dejó sin pastel. Poti: coreógrafo que nadie conocía hasta ot y mira quien baila. Por cierto, Massiel, hermosa, ¿dónde estabas el sábado? no te ví rebuzar en el programa como el año pasado, ahora estarás escondida debajo de las piedras unos mesecitos, a zeus gracias!. Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda.

11º - Estoy hasta las pelotas de que se señale como algo digno de mención la cantidad de gays, lesbianas y drag queens del festival. Ahora resulta que Serbia ha ganado por ser lesbiana. Y Ucrania ha quedado segunda por ser drag queen. No sabía yo que en los países del este estaban tan adelantados en materia social, que eran tan liberales y progresistas. Por otro lado, no sabía que ser homosexual diera puntos, que los cantantes exploten esa faceta para ganar, y que fuera malo e injusto. Menuda gilipollez. Por esa regla de tres, las rusas explotaban su faceta hetero, la de Macedonia con sus piernas infinitas también explotaba esa faceta hetero, y qué decir de D'Nash, producto específico para niñatas gilipuertas; por cierto, niñatas gilipuertas, J.M Iñigo y compañía, uno de D'Nash es gay. Por otro lado, la griega que ganó en 2005 estaba más buena que el pan, que le quiten el premio, por ir de heterosexual y querer llevarse los votos masculinos. Dejen de tomarnos el pelo, por favor. Váyanse ustedes a la mierda.

Y lo dejo aquí porque podría estar horas, y digo bien, alabando vuestra maravilla de labor profesional. El sábado pasado ustedes hicieron el ridículo por partida doble y ya iba siendo hora de que alguien os lo dijera clarito clarito.
Dejen de tomarnos el pelo, por favor, váyanse ustedes a la mierda.

Muuu!!!

Mugidos en pastel de nata... ¡Buen provecho!

Siempre me he preguntado sobre el amor y sus múltiples facetas... Una de ellas, a mi modesto entender, supera a todas las demás en pureza, y se llama amistad... ¿Pero qué cojones es la amistad?, ¿qué coño hace que alguien sea amigo o no lo sea? Pues daré mi punto de vista sobre éste y otros temas relacionados, ya que me he "ponido" a escribir sobre ello, coño...

No creo en nada, y menos en el amor incondicional. Por ello opino que la amistad requiere de algunas cosas sin las cuales no puede darse, de algunos aspectos a cultivar para que dicha amistad no se termine marchitando... Lo básico, como el respeto y las ganas de compartir, creo que no merece la pena ni analizarlo, por lo menos no ahora... La afinidad también es fundamental, aunque es un tema muy subjetivo, y en ocasiones inconsciente -como cuando alguien no te gusta en absoluto sin saber exáctamente el por qué, y en algunas ocasiones más tarde terminas por descubrirlo-. En mi caso, para que yo considere a alguien como amigo dicha persona no tiene ni siquiera que gustarme -hilando fino, realmente no me gusta nadie, ni me gusto a mí mismo, porque soy un perfeccionista, y todos "hacemos aguas" por tantos sitios y en tantas situaciones...-. Opino que la cuestión de la afinidad se resume en que nos sintamos felices juntos y nos aportemos mutuamente, no hay más reglas, salvo quizás la implicita de que no me molesten demasiado tus defectos y tu soportes bien los míos... Por mi parte, confieso que tengo cariño, aprecio y afinidad con muchas personas, pero amigos es otro cantar -y a veces éstos no son precisamente los más afines a mí en el sentido más restrictivo del término, que no es el que acabo de aportar en las líneas anteriores-.

Para separar la amistad de otros tipos de amor, podemos compararlo con el amor familiar, muy bonito, muy comprometido, con una gran función social y emocional para la persona -en el mejor de los casos-, pero también menos puro, más interesado, con mayor contradicción emocional... Aquí incluyo a abuelos, padres, hijos, etc..., incluso aunque no exista sangre de por medio pero sí dicho vínculo -adopciones, personas que suplen o compensan en alguna medida dichos roles, etc...-. En estos casos existe un claro componente de necesidad, de intercambio interesado más o menos desigual, de compromiso social o personal -más o menos heredado de nacimiento, más o menos adquirido con el tiempo...-. Y tampoco este amor es incondicional, requiere trabajo, y por supuesto evoluciona con los años, a mejor, a peor, o simplemente a algo distinto e igualmente positivo o negativo... Dicho tipo de amor, si es tal, cumple una misión fundamental en mi opinión, pues como decía antes, sirve de apoyo y seguridad, y el componente afectivo suele ser enorme mientras perdura la relación, que puede ser toda una vida en algunos casos -como espero que sea el mío con mi familia más cercana..., de hecho estoy convencido de ello-.

Sin embargo y desde mi punto de vista, el amor que conlleva la amistad tiene un componente claro de desapego, de falta de necesidad, de libertad y nobleza -si lo queréis ver asín-. Y opino que una verdadera amistad, para serlo debe ser desinteresada, sin apego ni necesidad alguna, y más pura y transparente que el agua Bezolla -que rima con ciertas cosas que cuelgan y que no mencionaré en un blog con tanto estilo-. Con esta concepción, comprenderéis que tenga tan pocos tesoros de éstos, pues son muy difíciles de encontrar... Si que es cierto que precisamente por ello, ésta es una de las cosas que más aprecio en la vida, y me siento inmensamente afortunado por poder vivirla -muchísima gente no es merecedora de dicho regalo, no lo olvidemos, y difícilmente se encuentran plenos y felices en algún momento, ni nada que se le parezca-. Porque el mero disfrute de estar con un amigo en cualquier circunstancia -más o menos positiva- no tiene precio, y el enriquecimiento de compartir sin esperar nada a cambio y sin medir quién da más o menos, sintiendo siempre ambas partes que se está recibiendo más de lo que uno pone en la relación..., eso en mi opinión, es un tesoro inestimable, algo que cuidar y mimar al máximo... El placer -la plenitud, la felicidad- que produce una amistad es, en mi opinión, tan puro, ligero y a la vez tan profundo y sólido, que me sigue maravillando cada día... Ya sé, ya sé..., habrá quien piense que hago apología de la amistad..., pues que os zurzan..., la hago conscientemente y a conciencia, ¡hale!, ¡tanto machote y machota, colegote y colegota!

Además, tenemos el amor de pareja..., poderosísimo, arrollador, y que requiere de mucho más compromiso y también de un componente de necesidad, de complementariedad... No tiene por qué conllevar otros matices del amor en sí mismo -existen parejas que se aman como tales sin ser amigos, ni familia..., e incluso sin un gran compromiso-. Sin embargo, ésta es una faceta del amor que en mi afortunado caso se ha convertido en amor "esposil" -que es el que tengo con mi preciosa vaquinha, que no he tenido nunca antes con nadie, desde luego, y que me hace el tío más feliz del mundo, asín de clarinete-... Éste que tengo con mi pareja, es, en mi opinión, clarísimamente mucho más complejo que cualquier otro matiz del amor en sí mismo, pues en nuestro caso engloba el amor de la amistad y el amor familiar -nos hicimos amigos muy pronto, y más adelante los mejores amigos, y nos convertimos en familia también a velocidades de vértigo, casi desde el inicio de la relación de pareja-... Y si bien es cierto que nosotros tenemos lo que se podría pensar que es más parecido a un amor incondicional, de hecho no lo es en absoluto, aunque personalmente opino que las condiciones que nos mantienen unidos son tan ricas y diversas, las cuidamos tanto y nos resulta tan inmensamente fácil evolucionar con ellas, que veo muy muy muy difícil que dejásemos de realizar tantas de ellas y tan importantes como para que no nos mereciese la pena seguir caminando, trotando, bailando, pastando y mugiendo juntos.

Dicho esto, quiero dejar constancia de lo afortunado que me siento por mi familia cercana, por mis escasísimas amistades -ellos lo saben- y por mi único amor de pareja que lo es todo para mí, porque comprendo que es lo máximo a lo que se puede llegar con una persona, la máxima compenetración, la mayor unión, el máximo placer..., en fin, la felicidad..., y esto día tras día, y cada vez más y mejor...

Gracias..., y gracias amor mío...

Nipona siempre ha sido...

Muuuu!!

Oía las noticias mientras me duchaba: políticos capullos, campañas electorales, accidentes de tráficos, violencia doméstica... una maravilla, vamos.
En una de esas noticias, la de la violencia doméstica, salía un señor mayor (eso parecía por la voz) diciendo que la víctima era "una mujer estupenda, muy simpática, muy agradable, todo el barrio la conocía, un cielo de chica" y cosas así.
No pongo en duda absolutamente nada de lo dicho por este señor ya que no conocía a la víctima pero me ha dado que pensar. Sí, ya sé que entraña riesgos eso de pensar, conozco los peligros, soy una temeraria, y me he dicho: ¿Qué dirán de mí cuando me muera?

Soberana gilipollez de pregunta, me he contestado. Claro, había que ordenar las ideas con cierta racionalidad, porque si no, solo me salen cosas como "hay que ver cuantas gilipolleces tiene en la cabeza el ser humano, tantas, tantas, que se nos contagian a las vacas".
Así que recolocando el mobiliario neuronal he llegado rápidamente a la primera conclusión, también preguntona: ¿Quiero que digan algo de mi cuando me muera? ¿Me gustan acaso esas reuniones de seres humanos y/o vacunos que se forman "post-mortem" en las que se llora y se dicen palabras bonitas?. Fácil y simple: no.
El problema es que mientras yo esté viva, los asuntos con respecto a mi vida se harán como a mí me salga de las pelotas (y luego la gente se lo pasará por el forro, lo de siempre), pero claro, una vez morida e incluso muerta, a ver que leches de respeto infudes. Ninguno, digo yo.
Así que me he dicho: mira, Nipona, para una vez que tu opinión no puede ser ignorada (ya que la gente es la ostia de hipócrita), déjales que sean felices y que hagan lo que quieran, para variar.
Ahora bien, hay que puntualizar alguna cosilla bien puntualizada porque si no, ocurrirá lo de siempre, que me cagaré en zeus y en todos sus vástagos y temblarán los mismísimos pilares del Olimpo, como si las montañas tuvieran algo que ver con las de Zaragoza.Y lo publico aquí, para que quede constancia, para que luego nadie se llame a engaño y, por si acaso os tocase a alguno de vosotros, para que sepáis a qué ateneros.

Si hacéis la absoluta giliporriada de decir unas solemnes palabritas en mi honor, que ya sus valdría, si las decís, hacedlo bien. Si a alguien le parece estupendísimo mi fuerte carácter, mis salidas irónicas y mi constancia, se dice y ya está. Pero si a alguien le parece una puta mierda mi carácter borde y agresivo y mi terquedad y cabezonería, se dice también.
Todos vosotros sabéis lo muy mucho que me tocan los ovarios la falsedad y la hipocresía. No me molesta en absoluto que no me trague la gente tal y como soy (problemón, eh?), me molesta sobremanera la gente que intenta cambiarme, demostrando así que no me aguanta, claro. Y aún me molesta mucho más cuando, de frente, todo es estupendo y maravilloso y super genial y mega chachi. La madre que me parió, tan difícil es para vosotros, gente que no me tragais, aguantarme como para mí aguantaros. O más, que yo no voy por ahí metiéndome donde no me llaman.
Creo que he dicho antes ya lo mucho, unos siete millones, que me repatea la falsedad y la hipocresía, así que si os da la gana de perder el tiempo en esos momentos, que sea algo sincero y sin eufemismos ni  formalismos estúpidos que disfrazan y endulzan mis errores y defectos. Y ojo, que también son parte de mí, estamos?

No pienso releer esto que escribo, según tecleo, tal cual se va a publicar. Me parece que he dejado las cosas bien claritas. Que no me entere yo que también ignoráis esto, de otra manera me veré obligada a perseguiros y torturaros adoptando una sutil pero terrorífica forma fantasmal, con aullidos, sombras, escalofríos en el cuello, bajadas repentinas de temperatura y demás zarandajas. Y así me tendréis, en forma de espíritu trastornado y alma en pena hasta que se arregle el asunto.

Bien, esto último de los espíritus era coña, pero todo lo demás no. Ahí queda eso.

Pd. Si no os gustan los temas escatológicos y de muertes, os jodéis. Y si el "os jodéis" no os ha gustado, os jodéis otra vez, no haber leído hasta el final. :P

La vergüenza de Valencia

Muuu!!

Que Valencia es, para muchos (aunque me huelo ante las próximas elecciones que no los suficientes), una vergüenza es algo que ya os he contado.
Personalmente, y sin contar el puto coñazo de las putas fallas, eso de andar por la calle y ver cada 20 metros una bandera de Valencia me parece vomitivo, la brutalidad de dinero que se han gastado en "embellecer" el puerto, destrozando y arrasando el fondo marino y permitiendo más vertidos de los yates de lujo al agua me parece vergonzoso, pero aún así, no es lo que más repugnancia me da de este ayuntamiento.

Os invito a conocer una parte de la realidad de esta "maravillosa" ciudad con un video. Pincha aquí para ver el vídeo en Rebelion.org.
Los africanos serán 100 pero os aseguro que si le sumáis blanquitos, sudamericanos, europeos del este, etc, esa cifra es más grande. A ver si alguien les hace tb un video.

Muuuu!!!

Pd. Gracias Malijno por pasarme el artículo de Rebelion.org y el correspondiente video. A veces parece mentira que seas valenciano, tesoro. Te Quiero.


Madrid

Muuu!!



Madrid, te echo de menos!!

Muuu!!