De hipocresías varias.

Muuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!

¡Qué le vamos a hacer! La abuela que me queda se muere... Ya me quedo sin abuelitos, y a partir de ahora, los piropos me los tendré que echar yo -que si soy muuuu guapo, alto, listo, bueno, majo, agradable..., que si valgo mucho..., etc...-. El caso es que mi abuelita materna, ya con casi 100 añitos, y habiendo vivido de putísima madre, está cuasi-vegetal desde hace varias semanas... Como tiene marcapasos no se le para el corazón a pesar de la extrema debilidad, como no puede ya comer le ponen goteros, y como ya no puede respirar le meten oxígeno... Básicamente está ya atontada, no habla, no come, y en sus ojos se capta claramente el sufrimiento... Los médicos dicen que de ésta no sale, que es irreversible, que está muy mayor y es cuestión de días, pero ahí sigue, sufriendo y haciendo sufrir a mi madre y a sus hermanas, que están destrozadas de cansancio y nervios...

Y digo yo... Si a nuestro hermano y amigo peludo Yaco le pusimos una inyección cuando tuvo tumores sangrantes en el estómago y no se podía salvar, ¿por qué no podemos hacer lo mismo con mi abuela?. Si lo hacemos por amor a un animal que está sufriendo y haciendo sufrir, ¿por qué no lo podemos hacer por amor a quien fue una persona querida -porque yo a mi abuela ya no la considero persona, sino vegetal-?. ¿No estaremos en una sociedad un pelín hipócrita y religiosilla de pacotilla -¡qué poeta!-, pensando en el fondo que un tal dios se la tiene que llevar a su derecha cuando le salga a él de los cojones, y mientras a sufrir todos como cerdos?. No me cabe en la cabezota dura que tengo, ni tampoco a mi familia... Y me pregunto cuándo nos liberaremos de tanta moralina religiosa y dejaremos de escandalizarnos y de tener tantísimos tabúes  con respecto a algo tan natural como la muerte, pues pienso que todavía queda mucho camino por andar en este sentido. No hay más que comprobar cómo si hablas así de claro sobre algunos temillas te tachan de rojeras inmoral y de degenerado a la primera de cambio...

Ya que me he puesto en este plan de decir obscenidades y barbaridades sobre ensañamientos médicos y prolongaciones artificiales del sufrimiento, voy a enlazar a continuación el tema de la eutanasia con otro todavía más polémico ... Porque inevitablemente se derivarían algunas consecuencias en otros ámbitos si nuestra ciencia llegase a la conclusión de que, en determinadas circunstancias -las cuales habría que estudiar detenidamente caso por caso y sin mezclar ciencia con moralina religiosa judeocristiana- uno se puede quedar vegetal o en un estado de limitación de sus capacidades humanas lamentablemente insoportable, y por lo tanto así no se es persona y casi ni ser humano, pues sólo se sufre y se hace sufrir al resto, sin posibilidad de volver a vivir... Y en mi opinión uno podría dejar escrito que se le ayudase a morir en determinadas condiciones, entre las que se podría incluir la merma irreversible y severa de las facultades mentales que nos diferencian de las piedras o de los pedazos de gelatina, y que nos definen como seres humanos... Pienso que deberíamos tener plena libertad sobre este ámbito, y que ninguna autoridad debiera meterse en dichas decisiones... En cambio, cuando no se ha dejado dicho nada en absoluto y el caso concreto plantea dichas cuestiones, los familiares deberían ser informados médicamente sobre la pérdida en vida de su familiar, y sobre su decisión de, o bien seguir manteniendo hasta que aguanten a esas células con forma de persona conocida o por el contrario quitarlas de en medio y afrontar la pérdida de inmediato.

El caso es que si pensamos en este tema de dicha manera tan malijna y abominable, en consecuencia y siendo coherentes, deberíamos defender en ciertos casos la pena de muerte... Y me explico, porque yo no estoy a favor de matar a otra persona bajo ningún concepto, haga lo que haga... Pues opino que cargándonos a gente que ha matado o violado no logramos absolutamente ningún cambio positivo, y menos aún conseguimos reducir la criminalidad o la violencia, contra la cual disponemos de mejores medios, mucho más simples, aunque muy costosos económicamente y tremendamente trabajosos a medio y largo plazo, por lo cual no interesan demasiado actualmente...

Entonces..., ¿cuándo enlazo la eutanasia con la pena de muerte?. Pues cuando se comprueba científicamente desde todos los puntos de vista que la persona ha dejado de serlo, para convertirse irremediablemente en un trozo de carne que sólo causa sufrimiento, a sí mismo y a su entorno... En este contexto, cada vez hay más evidencias científicas y mayor consenso sobre enfermedades mentales que borran a la persona del mapa y que son claramente irreversibles, salvo que logremos algún día extirpar áreas cerebrales dañadas o con nulo desarrollo para transplantar otros nodos perfectamente sanos y operativos, capaces de interconexionarse con el resto, cosa de la que hoy en día estamos muy alejados, lamentablemente.

Así, por ejemplo, cierto grado de psicopatía se está considerando irreversible, y se da a la persona por perdida, convirtiéndose en un auténtico pedazo de carne que no siente y que no puede parar de matar o violar a personas para conseguir cualquier cosa que se le antoje en cualquier momento, normalmente a raíz de los malos tratos en la infancia combinados con contextos de pobreza, alcoholismo materno y desordenes genéticos asociados, con lo cual el cerebro no ha sido capaz de desarrollarse para dar lugar a una persona, pues no se han podido establecer las conexiones neuronales adecuadas, y las que se estaban creando se rompían una y otra vez... Dichos casos de personas adultas psicópatas, con un largo historial de asesinatos y violaciones -también en la cárcel, por supuesto-, cuyos cerebros enfermos ya no tienen la plasticidad infantil para modificar su estructura ante nuevas circunstancias más benignas, son claramente irrecuperables según lo que hoy por hoy vamos conociendo... Y por tanto, en dichas circunstancias comprobadas por el equipo médico y científico cualificado, no estaríamos ante una persona, sino ante una abominación peligrosísima e irrecuperable con aspecto humano que sólo es capaz de causar un inmenso dolor a familias enteras... una máquina de matar y violar sin escrúpulos ni cualidades humanas, salvo la de engañar para no ser descubierto y poder seguir matando, a modo de virus inteligente que muta y se camufla, pero nada más... Si esto fuera así, borrarlo del mapa sería lo mejor para todos, y también para dicho pedazo de carne... De hecho, si yo supiera que me voy a convertir en algo semejante, dejaría escrita mi sentencia de muerte, al igual que en el caso de padecer otras enfermedades mentales degenerativas sin cura o reinserción conocida -como la que padeció mi otra abuela, el penoso alzheimer-, o al experimentar otros estados vegetativos con los cuales pierdo claramente mi condición de persona para siempre, porque en los casos expuestos pasaría a ser un estorbo doloroso en el mejor de los casos, y un asesino en serie en el peor...

En fin, me quedo con una frase de ese médico de ficción llamado House, amado y odiado por su honestidad y coherencia:  "No se muere con dignidad, sólo se muere... Se vive con dignidad".

Abrazotes malijnos a todos, a pesar de lo desagradable del temita.

Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!!!!!!!!!!!