COW

Muuuuuu!

Según WordReference

cow [kaʊ]
I nombre
1   vaca
2   pey (mujer) arpía, bruja

    II verbo transitivo intimidar: the boss tried to cow one of his workers, el jefe intentó intimidar a uno de sus trabajadores


Me gustan todas las acepciones y todas podrían utilizarse en este establo (ya ves tú que problema). Sin embargo, falta una, la más importante, la que yo inventé un día como otro cualquiera (los de WordReference no se han puesto en contacto conmigo, bruixa humilde ande las haya) y que tengo puesta a la derecha, debajo de mi foto:

COW - Cosmopolita & Outsider in the World

Es ese sentimiento de sentirse de todas partes, al 100%, y sin embargo, sentirse atado a ninguno, defensor de ningún sitio, outsider en todas partes. Para mi es un sentimiento positivo, agradecido, ya que no me arrastra a ideales fervorosos defensores del patético pais/región/ciudad donde me fueron a cagar (Mamá Ladilla dixit), como el regionalismo (aquí en Valencia, tan común como respirar) o el nacionalismo. Vamos, paletismo e idiotismo a raudales.

Sin embargo, ese sentimiento cosmopolita y, sobre todo, outsider que yo tanto agradezco y que he adquirido por haber nacido en un crisol cultural y haber vivido en la calle de mogollón de sitios, puede no ser tan positivo para otras personas. El debate  yanki sobre la inmigración está siendo noticia estos últimos días por la nueva a la par que novedosa idea de Bush: frenar la entrada de irregulares en la frontera con México, algo que, obviamente, hay que hacer, no vaya a ser que nos invadan y la jodamos.
No es por ser malpensada, pero la gran mayoría de inmigrantes que llegan a EEUU lo hacen bien traspasando la frontera mexicana, tranquilamente, bien en super yates lujosos desde Cuba hacia Miami. Según esto, parece lógico concluir que la entrada de inmigrantes viene mayoritariamente del sur. A mí, esta nueva reflexión lumínica y racional de Bush me parece una bofetada-respuesta a lo que ocurrió el 1 de Mayo (ojo, banalidad: también fue el cumple de una servidora).

Coño, ahora que lo pienso, de qué me suena todo este rollo patatero? Ah si, joder, que mala memoria tengo, ya no recordaba que durante este fin de semana, 1000 inmigrantes han llegado a Canarias en cayucos. Como vosotros comprenderéis, es una cifra fácilmente obviable y olvidable. Le podría pasar a cualquiera... por cierto, que echan ahora en la tele?

Pues en la tele, sección informativos, dicen que la ONU advierte: la sequía en el Cuerno de África podría acabar con la vida de 40.000 niños. El titular no deja de estar escrito con cierto sensacionalismo: serán 40.000 niños, que son el futuro generacional, por supuesto, más X.0000 adultos que también cuentan, vamos, digo yo. Aún así, son decenas de miles de personas que, a este paso, sin lluvias y sin ayudas primermundistas se van a morir en lo que tardan los famosos en pactar una exclusiva.

Pues nada, queridas reses bovinas, mandemos sacos de arroz, medicinas pseudo-caducadas y bricks de leche al Cuerno (de África) para dormir bien esta noche. Incluso la noche de mañana.
Y tranquilos, los que sobrevivan vendrán en cayucos a Canarias, a no mucho tardar, a agradecernos el detallazo.
El hambre es lo que tiene, que no sabe de fronteras, de ciudades, regiones o paises.

Muuuuuuu!!

[Actualización 18/05/2006 a las 11.20: sin contar los llegados en las últimas horas, en las dependencias temporales donde tienen a los inmigrantes llegados en cayucos, las cifras rondan los 2000. Sí, 2000 hacinados. Cifra nunca vista anteriormente. Y estamos en mayo. No quiero ni pensar que pasará en abril del 2010...]