17 de Febrero, 2006


Evolución del yo (y van 3)

Muuuuuuuuuuuuuu!!!

En Primera Clase

Eran ya 2 meses más tarde.
Él se había levantado con ánimo. Se veía capaz de ahuyentar todos los fantasmas que aún, después de tanto tiempo y a su edad, no controlaba.

- Estoy muy contento de verte otra vez. Tengo un montón de planes.

Silencio.

- Voy a llevarte a la Plaza Mayor. Es muy bonita, siempre está llena de gente y hay muchos bares, donde hacen los mejores bocadillos de calamares de la ciudad. Compraremos algo en los puestos, algo para que no tengas frío. Después, iremos por San Jerónimo, calle llena de tiendas, para acabar en la Puerta del Sol, donde dan las campanadas en Nochevieja.

El suelo está levantado. Hay que tener cuidado donde pones el pie. Ni siquiera en estos días dejan de hacer obras en Madrid. Esto tampoco parece impedimento para que la gente salga a la calle, con la temperatura tan baja que tenemos. Cada uno con su propia miseria olvida la coexistencia con el resto, creando una atmósfera que desconecta a todos y cada uno de ellos. Me pregunto si sabrán que los demás también son.

- Quiero que conozcas a mis compañeros de trabajo. Tal vez mañana jueves. Sí, es un buen día. Podríamos ir juntos al cine de aquí abajo, hay un ciclo dedicado a Hitchcock. Creo recordar que el jueves iban a poner Sospecha. Sé que es de tus favoritas. Mas tarde, sería genial ir a tomar unas copas. Conozco un sitio que te va a encantar: música acid-jazz y blues de los años 50 en un local tenue y lleno de humo, incluso tiene un billar y...

Una multitud se agolpa ante un espectáculo callejero de magia y sonido en Callao. El impacto desgarrador de la televisión no se ve tan directamente en los protagonistas. Cerca hay un mimo. No es necesario que vaya maquillado: su cara muestra la más neutra de las expresiones. No está aquí. Tampoco el gato que le acompaña. Tienen la mirada perdida, porque hace tiempo que murieron aplastados por el tedio de la injusticia y la incomprensión. La indiferencia madrileña borró el brillo de sus ojos, las arrugas de su ceño y los surcos de sus lágrimas. Curiosamente, se encuentran rodeados de carteles con ofertas coloristas y vistosas en infinitos escaparates. ¿Siempre se encuentra todo en oferta?

- Pero tendríamos que matizar qué hacer el domingo. Porque tú no has visto El Escorial. Y eso es algo fundamental. Es un lugar mágico y austero donde se respira orden, disciplina, soberbia y maestría en el diseño y donde todavía huele a pólvora de la Guerra Civil. Sin embargo, en el noroeste de Madrid hay zonas preciosas: Soto del Manzanares, Miraflores, el Valle de los Caídos, La Pedriza... Vamos a necesitar mucho tiempo, tendremos que madrugar. ¡Mejor! Madrid huele bien cuando aparecen los primeros rayos. Tengo una idea. Avisaré a Cecilia y Óscar. Ellos también son muy aficionados a la montaña. Que traigan la comida y nosotros llevaremos la merienda. ¿Sabes? Es estupendo que estés aquí. Ya casi no me acuerdo del trabajo. Estoy muy liado últimamente, ya lo sabes. Cada vez hago mas horas que, por supuesto, no cobro. Y claro, el cansancio después lo pago con mi madre, que bastante tiene con mis hermanos...

Miro alrededor. Todo sigue igual.

- Juan. No busco la realidad que ya tengo, sino la que necesito.

No precisó más de 3 segundos. Jamás tuvo reacciones lentas. Tampoco tuve nunca que repetirle o explicarle las cosas varias veces. Si tuve, sin embargo, que enseñarle ciertas nociones elementales, como la sinceridad.

- Lo siento. Nunca te quise. No a ti.

Un enorme géiser se rompe en mi cabeza. Tengo que controlarlo para que no destruya todo a su paso. El vapor corre por mis venas con demasiada velocidad. Tosí ligeramente.

- No sabía que iba a costarme tan poco trabajo. Podría haberme ahorrado el viaje.

Nunca levantar el brazo fue tan eficaz. Nunca fue tan barato – 800 pts - dejar atrás un corazón roto porque ya sabía su final. Ni tan rápido.

Ya estoy aquí, otra vez, en el hangar de mi vida. El aire contiene ese olor agridulce de los niños recién nacidos. Vuelvo a tomar un nuevo avión. Ya tengo el billete. En primera clase.


28-03-2001

______________________________



Crónica de un Día Cualquiera de un Futuro Mejor

Iban juntas a comprar. La ilusión les desbordaba y les impedía ocultar sus miradas, sus roces, su amor. Caminaban entre los modelos de cocinas murmurando frases, musitando opiniones y haciendo planes de futuro como dos niñas al empezar el verano. Sus pasos iban dejando un perfume denso, pero ligero, de felicidad, que se adhería en la moqueta de los grandes almacenes y que el resto de visitantes no reconocía, porque no lo habían olido nunca.

Afortunadamente, eran otros tiempos. Ir caminando de la mano por las tiendas o besarse en un bar ya no tenían duras miradas cargadas de rechazo como respuesta. Por fin la gente parecía comprender que el amor nace cuando se juntan dos hilos de agua de entre los pliegues de las montañas, que, como un pequeño manantial, va surcando la dura piedra de la sociedad, limándola, que las valiosas gotas de lluvia de los amigos ayudan a fortalecer el propio caudal y que, con un poco de esfuerzo, el ahora río siempre sale victorioso y llega, orgulloso, a su meta: el mar.

En ese momento medían su felicidad en metros cuadrados y discutían sobre si debía ser azul o verde. Sin embargo, esas cuatro paredes iban a ser testigos del amor, la pasión, la ternura, el sufrimiento, el dolor, el llanto, la desesperación y la reconciliación durante años de dos personas anónimas, sin particular importancia dentro del orden universal. Una pequeña diferencia respecto de los demás basta para que te señalen el resto de tu vida. Comienza a comportarte como ellos y se solucionará el problema. Esa no es siempre la mejor solución. Ni la única. Es, sencillamente, la más fácil. Pero el laberinto en que ellas estaban inmersas desapareció entre el horizonte de la tolerancia.

Se miraron. No podían creer lo que les estaba pasando. Ellas se amaban. Eso no llega casi nadie a sentirlo jamás. Sabiéndose especiales, eligieron un modelo azul y gris. Lo tenían todo por delante.


28-03-2001

______________________________



Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!