6 de Febrero, 2006


Padre..., me confieso no sectario, y no anti-... Perdona mis pecados...

Queridas reses, y sobretodo querida Nipona... Estoy en parte de acuerdo con tu último post, tal como decía en mi articulillo de fascistas, fascistillas, fascistoides...

Pienso que a menudo, los que van más de "guais", alternativos, modernos, transigentes, y neutrales..., son los más fascistoides, o menos respetuosos con los demás...

Si uno quiere estar en una secta es respetable... Si uno quiere tener una etiqueta, está en su perfecto derecho..., si uno quiere tener una etiqueta que tiene su origen en ir contra otra etiqueta, pues perfecto para esa persona...

Siempre que no me evangelicen ni unos ni otros, yo les respetaré (o lo trataré de hacer, que uno la caga a menudo...). Pero si noto evangelización o proselitismo, o interferencia..., o dictadura, me defenderé y lo criticaré, venga de donde venga (incluso de mi esposa, a la cual no puedo amar más..., bueno si..., cada día...).

Creo que decirse las cosas claras, las críticas a la cara, es algo muy positivo... y el marco para ello, es el respeto (el amor, para los más tiernos...).

En mi opinión, en realidad no hay sectas..., hay personas sectarias..., no hay rebaños, sino una suma de borregos..., no sé si se me entiende... El individuo es la clave (y la suma de ellos...).

Por ello dije una vez algo así como: "trabajamos juntos". En el sentido que con la suma de nuestra actuación como individuos, trabajamos juntos en destruir el planeta, en respetarlo, en amar, en odiar, etc...

Ese trabajo conjunto puede ser evangelizador, proselitista, institucionalizado, dogmático, y otras tantas cosas agradables... (dictatorial, también..., poco respetuoso o impositivo...). A eso le llamo "secta"... Y proliferan, porque hay personas con esa tendencia, con esa necesidad de imponer a otros lo que creen bueno o justo (en plan Bush..., sin entrar en los intereses ocultos de esas imposiciones, es decir, lo que se consigue: dinero, poder, seguridad, prestigio, sentirse importante, o menos acojonado...).

En tus post no advierto esa tendencia, mi Nipona... Ni en general en tu bloj (salvo en este caso concreto del artículo de Belcebú..., sorry..., pero prefiero decírtelo claro, y no veladamente...). Si alguien intenta que todos seamos américanos, me revelo, si intenta que seamos todos igualitos en la religión, me revelo..., pero si intenta que todos seamos igual de ateos salvadores de los pobres e incivilizados religiosos, por supuesto me revelo igualmente...

En ese sentido, comparto tu crítica a los individuos religiosos poco respetuosos..., ¿por qué no a los ateos que hacen exactamente lo mismo?

Es muy guay criticar a la derecha y a la religión (es mucho más facilón...). Pero en cambio merece pena de muerte el que se atreve a criticar hoy en día también al ateísmo, a la izquierda, a las reivindicaciones de moda que no compartes, a los pacifistoides incongruentes, a los etiquetadores profesionales, a los ecologistoides de boquilla, a los anti-familia dogmaticoides, a los pro-aborto mega chachis, a los pro-gay super mega ultra modernos y convencidos... Ya eres un censor... Claro, eres molesto, un coñazo... No opinas igual... Eres raro de cojones...

¿Por qué no repartes la misma leña ante las mismas acciones, vengan de donde vengan, independientemente del disfraz que adopten, Nipona?. Pues en mi opinión,  porque no consideras que sean las mismas acciones, y porque todos tenemos nuestras tendencias, afinidades, cariños, etc... (yo el primero...). Donde yo veo 100 tú ves 20, y es muy respetable para ambos, claro está... De hecho nos respetamos...

Para mí, lo de ser anti-, no es lo mismo que tener una postura contraria, o criticar, o trabajar activamente para construir lo que crees merece la pena ser vivido... El anti- debe su existencia a aquello contra lo que lucha, surge para combatirlo (no es algo por sí mismo, no construye alternativas, sino que aviva la leña, y hace montañas de granos...). El anti- es lo mismo, en el fondo, que aquello contra lo que guerrea, y utiliza sus mismas tácticas y lenguaje... El anti-, para mí, pierde el tiempo... El anti-, por definición, no respeta..., es dogmático, rígido, encastillado, y en el fondo necesita su opuesto para seguir viviendo... Sin él, carece de sentido, por lo que en el fondo le encanta su existencia, y esa eterna lucha, esa eterna crispación tan de moda (que no es verdadera reivindicación, sino "conversación de locos" que no lleva a ningún lado..., para mí...). Así entiendo yo los anti-, y por ello trato de no serlo, y de criticarlo constructivamente (sobretodo con mi actitud vital...). Y me considero una persona activa, curiosa, que construye, que tiene ideas claras en continua revisión, y que evoluciona tratando de respetar y dejando evolucionar... No necesito algo que defender a muerte, ni algo contra lo que luchar a muerte, para dar sentido a mi vida...

Creo que actuar por reacción es lo más fácil (el primer impulso...). Yo trato de actuar, y no de reaccionar...Y la mejor defensa no me parece una reacción, sino  una acción que el otro no se espera, y contra la que no hay lucha posible...

El medio no justifica los fines en mi opinión, y reaccionar frente a las religiones haciendo lo mismo que ellas, me parece poco inteligente... Es lo mismo que invadir Estados Unidos y quitar a la fuerza la pena de muerte... (como hacen ellos en otros países). O imponer la democracia a culturas que no están preparadas para ello, o instaurar de esa manera el laicismo... Una cosa es defenderse de las religiones, y otra muy distinta es atacarlas preventivamente o reaccionariamente, guerrear con ellas, tratar de erradicarlas por tus santos cojones, y usando sus mismos medios e incluso argumentos... (triste, en mi opinión...).

Ninguna dictadura me parece positiva, ni la de unos extraterrestres superavanzados que nos obligaran a no cargarnos el planeta o a no matarnos los unos a los otros... Yo lo consideraría una clara injerencia, aunque en esta caso no tuviese intereses ocultos de dominación... Sería poco respetuoso con nuestro proceso..., y si pudiésemos, los mataríamos a millares, para liberarnos de su yugo bienintencionado... Otra cosa es que fuésemos con navecitas primitivas y les atacásemos nosotros (con lo cual se defenderían de los agresores, pues ahí la injerencia sería nuestra).

Yo veo que una cultura avanzada es la que respeta todas las religiones, y más aún si prescinde de ellas... Pero ese es un proceso que como individuos nos tenemos que ganar, y no lo conseguiremos a base de guerras santas o ateas, de dictaduras niponas o belcebucianas..., de reacciones con los mismos medios censores y evangelizadores... Lo conseguiremos, en mi opinión, a base de consciencia, de apertura, de alternativas, de respeto, de conciliación, de flexibilidad, de educación... De no dar más fuerza a esquemas caducos que se derrumban (ver el post "Este Matrix se desmorona", para alargar más todavía este breve articulillo..., juas). Opino que no podemos liberar a otros de nada..., ni imponerles nada... Sólo compartir y respetar, convivir y crecer juntos... Ese medio me gusta... El vuestro para este caso concreto no, Nipona y Belcebú..., aunque lo entiendo perfectamente... cortar por lo sano..., de cuajo, por la vía rápida, ya!!, contra lo que entendemos nocivo para todos... (¿y con el terrorismo, y con el capitalismo, y con las dictaduras?, para conseguir su final, nuestros fines..., se me ocurren unos cuantos medios en plan atajo a lo burro, que en vez de llegar al fin buscado, generarían unos efectos secundarios o "colaterales" también a lo burro... Pienso que, por desgracia o por fortuna, no existen los atajos... ).

Pero en fin... Ambos podemos estar equivocados..., y eso, en parte, me parece lo más seguro...

En todo caso, hoy por hoy creo en el cambio individual. Es lo único efectivo para un cambio global, en mi opinión..., y cuando nos institucionalizamos mantenemos el sistema más si cabe... La revolución social es cosa del pasado (aunque hoy está de moda). Creo en la revolución individual, y es la que practico... Una revolución que considero más difícil, pero más efectiva, activa, y enriquecedora ("autoliberadora").

Ya lo he comentado en algunos post, pero la postura, a mi entender, es complicada de comprender... y en consecuencia, de respetar...

Muchos abrazotes a todos, compañeros de establo... Y a ti, mi Nipona, más que abrazotes... Te amo...

Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Hola, soy Nipona y soy de la secta de los Anti.

[Este artículo fue escrito el 03.02.2006 a las 15:49 pm]

Muuuuuuuuuuuuuuuu!!

De todos es conocida la manida frase "Tenemos que hacer algo", por ejemplo, con el medio ambiente. Yo misma la he utilizado alguna vez. Y a muchos, se les llena la boca: tenemos que hacer algo! tenemos que hacer algo! tenemos que hacer algo!. Y con esa frase, obviamente, nos referimos a algo constructivo, no a cualquier gilipollez como pueda ser cruzarse de brazos mientras te lamentas: "madre mia, qué problemón lo del cambio climático!!" y seguidamente coges el coche para ir a la panadería.

Y que algunos de nosotros creamos que la postura activa tomando partido es mucho más efectiva que el cruzarse de brazos mientras meditas infinitamente, tengo que informaros, queridas reses, de que eso también supone un problema.
Sigamos con el ejemplo del coche. Ahora yo voy, con mis santos cojones y escribo en un artículo:
Oh, multitud de reses vacunas que me leéis, oh múltiples seres de otras razas animales que venís a pastar a este mi humilde establo, escuchadme!!! No cojais el coche para gilipolleces!! Usad el transporte público!!!
Y luego viene el censor fascista de turno y grita rojo como una amapola a los cuatro vientos mientras te señala:
OOOOOOH!!! ES UNA ANTI!! ES ANTI COCHES!!! PERTENECE A LA SECTA DE LOS ANTI COCHES!!! OOOOOOOOH!!!
Ya la hemos liado. Y yo quitando las etiquetas de la ropa cuando la compro, seré gilipollas, con la bonita colección de idems que tengo!! Y yo sin darme cuenta!! Y con estas astas sin peinar!!!

Cómo no se me había ocurrido cuando era pequeña dedicarme a ser miembro de la secta de los censores. Rollo censor de pelis en la época franquista: me siento tranquilamente en mi sillón delante de mi mesa, me dan la cinta y ala, a recortar "esto no me gusta, esto fuera, uy, un tobillo, mal rollo, fuera, ala, le ha tocado el brazo! que guarra, que pelandrusca, fuera". Y a descansar, joder, que son dos días! Los que dure Franco...

Bueno, pues en oposición [alaaaaa otra vez antiiiiiii!!! es de la secta de los que están en contra!!!] a esa gente cuya morada se situa en la inopia más confortable les digo lo siguiente:

* Soy anti maltrato de género. Concretando: soy anti maltrato de género de hombre a mujer, anti maltrato de género de mujer a hombre y anti maltrato de género entre personas del mismo sexo. Por tanto pertenezco a esa secta.
* Soy anti maltrato a los animales, principalmente, anti corridas de toros, anti cacerías de zorros y anti caza de ballenas y pertenezco a esa secta.
* Soy anti incendios forestales. Me tocan los cojones los incendios forestales y por tanto, pertenezco a la secta anti incendios forestales.
* Soy anti tabaco siempre y cuando haya una persona delante y en espacios cerrados por muy ventiladitos que estén. Cuando estés tú solo te envenenas como te de la gana, pero con gente delante, preguntas antes de joder al personal. Y preguntas siempre, soy "anti-a veces". Miembro de honor de la secta anti-tabaco en público.
* Soy anti religiones en manifestaciones públicas. Lo de siempre, en tu casa haces lo que quieras, pero en la vida pública, te lo guardas. No soy anti religiones directamente porque, aunque opino que deberían desaparecer, como la heroína, si alguien es lo sumamente débil para necesitar cualquiera de ambas (o incluso ambas) lo siento por él, pero está en su derecho de creer en lo que le de la gana (incluso de inventarse nuevas historias). De la secta de turno, por supuesto.
* Soy anti pena de muerte. Toma del frasco! Y ya que estamos, soy anti políticas no abortistas, anti políticas de no eutanásia, anti homofobias, anti proguerras, y oye, ya que me pongo tierna, anti revistas y programas del corazón. Tengo carnet de socio de todas esas sectas.
* Y por supuesto, soy anti censores y anti etiquetadores. Ale, puestos a ser radicales, intransigentes y reaccionarios, yo también me apunto, venga, que viva la estupidez. Secta Sectaria de los que Odian a la Secta de los Censores.

Si por tener criterios propios, si por no darme absolutamente todo igual, si por no querer cruzarme de brazos, rollo budista, teniendo nada más que "pensamientos positivos" y hechos 0, si por estar conforme con la idea que la historia nos ha enseñado: "quien quiera peces que se moje", si por luchar contra la violencia de género, contra las barbárie religiosa, a favor del medio ambiente y de los animales, si por luchar a favor de los derechos humanos y por supuesto, en contra de la pena de muerte, si, en definitiva, soy anti y pertenezco a sectas ultra peligrosas por luchar a favor o en contra de lo que considero mejor, si por todo esto soy anti y miembro de una secta, pues vale, ahora mismo voy a Secta Asociada de Antis Anónimos (A.A.A) y digo:
- Hola Soy Nipona!
- Hola Nipona!!
- Estoy aquí porque soy Anti, me encanta ser de sectas y tengo criterios propios.

Hay una canción de Mamá Ladilla (sí, ese grupo que me encanta) que se llama Moralina con Patas aquí tenéis la letra entera que, entre otras cosas dice lo siguiente:

Anti tal, anti cual,
sois palizas por igual
sea en contra o a favor
se percibe el mismo hedor


Y, en general, estoy de acuerdo con el 90% de las letras de Mamá Ladilla, pero ni siquiera ellos tienen la verdad absoluta, ni creo que pretendan tenerla, ni que les importe una mierda, y por supuesto, con esta letra, ellos también se están posicionando. Luego son pro "anti todo" y pro "todo me la suda" y eso, por otro lado, es una secta con mogollón de miembros. Existe ese limbo, ese espacio que no está en ningún sitio, que no se posiciona ante nada, que todo le da igual? Y tú, es posible que no estés en 924375894 sectas a la vez?

Porque peor que un anti es un anti-anti, un anti-gente anti que no se reconoce como ser anti todo porque cualquier opinión le parece ya una postura que defender y, por tanto, es anti la postura contraria y perteneciente a esa secta. Osea, un ignorante sin criterios al que todo le vale. O nada. Vamos, un ser censor sin ni puta idea que intenta mantenerse al margen de todas las sectas que le rodean, por si se mancha y le contagia, al estar por encima de todo y de todos: "yo no soy miembro de ninguna de tus sectas". Si dices que sólo te gusta A, el censor te dirá que eres anti-elrestodelabecedario, si dices que te gustan los perros, el censor dirá que eres anti-restodeanimales, te etiquetará en la secta correspondiente y así con todo. Sé que suena absurdo... porque es absurdo, de la secta absurda.

Señores censores de la sociedad, ustedes están ahí porque alguien dijo "tenemos que hacer algo por la libertad de expresión". Los luchadores, los rebeldes, los reaccionarios, las manifestaciones y los mosqueos a veces también son necesarios y gracias a ellos no continuamos en la Edad Media.
Con ésto no hago campaña a favor de la lucha armada, ni de la militancia permanente, pero, a veces, es necesaria, a veces hace falta, a veces te cansas de que te pisoteen y tienes que gritar basta! y, por tanto, a veces sí y otras también me importa 3 cojones lo que tus ganas de etiquetar quieran. A algunos no nos gusta estar siempre de brazos cruzados mientras se nos llena la boca de "tenemos que hacer algo útil!", descansando en la puta parra. Algunos tenemos criterios propios y, sin caer en vuestro extremismo, a algunos nos gusta defenderlos y revisarlos continuamente sin tener que pertenecer por ello a una secta. Y por tanto, algunos somos antis, y estamos orgullosos de serlo. Señores censores de la secta censora, que os den!!!!

Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!! (mugidos pro vacas y toros!)

Querido Diario: El concierto de Mamá Ladilla

Querido Diario:

Muuuuuuuuuuuu!!! Ya sé que llevo unos días sin escribirte (este tipo de frases son geniales) pero es que he estado malita y no he tenido ganas, ya te contaré (éstas también son cojonudas). De momento, voy a contarte lo que Malijno y yo hicimos el viernes del pasado finde ^_^

El viernes 27 era el día señalado. Pensé hace 2 semanas en darle una super sorpresa a Malijno y lo preparé todo ese mismo viernes. Y por qué? Pues porque le conozco y no sería la primera vez que preparo una sorpresa y él me tiene la misma preparada, el mismo día y todo. Así que preferí dejarlo para última hora del viernes. Por la mañana, me aseguré de que no quedaba con nadie diciéndole que me dolían mucho las articulaciones y que quería quedarme en casa haciendo un puzzle. Después fui a la tienda a comprar las entradas, me dibujé un mapa de Sedaví (jamás había estado ahí y, por supuesto, guiaba yo) y lo escondí todo en el pantalón. Y por la tarde, a eso de las 9, de repente digo: nos vamos! Ví que la ropa más cómoda que tiene es marrón (y la mia) y me inventé que nos íbamos a un sitio donde teníamos que ir vestidos de marrón, lo que le despistó bastante y le hizo creer que íbamos a algún tipo de exposición sobre cacas diversas de diseñadores guays y molones.
No os quiero ni contar la enorme brasa cansina que me dio por el camino: ¿es una exposición? ¿es gratis? ¿no será una peli? ¿entonces no vamos a cenar en algún restaurante? mamá, ¿cuando llegamos? papá me hago pis!...
Tras este edificante viaje (menos mal que Sedaví está cerca) nos fuimos a un bar a hacer tiempo hasta las 23.00 que comenzaba... tachaaaaaan!!! El concierto de Mamá Ladilla!!! Gira Autorretrete!!. Casi le da un pasmo emocional cuando se lo dije, me cogió de la cintura y me lanzó por los aires! (casi no vuelvo, vi una nube ciertamente interesante) y es que Malijno tenía unas ganas enormes de ir a un concierto de Mamá Ladilla, grupo que conoció gracias a mi y que le encanta enormemente. O más.
Después de dar 204875809 saltos, dejarnos 15 pares de cuerdas vocales y tragarnos 234752843 toneladas de humos diversos, llegamos a casa enormemente cansados, con una camiseta Mamá Ladilla verde recien compradita (hay que colaborar, que no les he comprado los discos) y muy felices!! Nos dimos una ducha gigantesca (toda la ropa a lavar, hasta los tuétanos) y a dormir, queridas reses, con "imagínateeee al Papaa en chandaaaaal, chandaaaaaal!!!! con una gorra de hélice y chanclaaaas, chanclaaaaaaaaaaaas!!!" en la cabeza... Buenas noches!!

Para los muy frikis, os dejo el enlace a la página web oficial de Mamá Ladilla y su discografía, que es la siguiente:
DIRECTAMENTE A LA BASURA, maqueta (1994), ARZOBISPOFOBIA (1996), NACES, CRECES, TE JODES Y MUERES (1998), REQUESOUND (1999), POWER DE MÍ (2001), ANALFABADA (2002), DIRECTAMENTE DE LA BASURA, reedición de la maqueta (2004), AUTORRETRETE (2005).

[Disclaimer - Disclaimer - Disclaimer: grupo musical altamente no recomendado para mentes cuadriculadas, seres conformistas y sensibilidades sensibles. Escucharles perjudica gravemente las ideas preestablecidas y rígidas y promueve el cachondeo, el buen rollo y la amplitud de miras con la autocrítica. El que avisa no es traidor, es un avisador. Disclaimer - Disclaimer - Disclaimer]

Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!