7 de Diciembre, 2005


Este Matrix se desmorona

 Mugidos malijnos a todos, vacas, toros y terner@s!.

 A propósito de todo lo que está manifestando la iglesia católica últimamente, con este  nuevo y magnífico Papá que tiene, me gustaría hacer algunos comentarios, aparte de  todo lo que ya se ha apuntado en el blog, que me ha parecido cojonudo –los  comentarios de Darius me han parecido brillantes, sobre todo me ha encantado lo de  "homocastos" y "heterocastos"-.

Para empezar, decir que estoy muy agradecido… porque las cosas que dice esta institución me hacen mucha gracia… ya sabéis, de ese humor absurdo y patético que sorprende y saca montones de carcajadas que dan salud y alargan la vida… Así, les doy las gracias por el papel de cómico que cada vez desempeñan mejor en todo el mundo…

En fin… Lo que no me hace ninguna gracia es lo que en la práctica hacen –y han hecho- los miembros de esta comunidad borreguil… Al pensarlo se me ponen los pelos de punta… menudo peligro –porque de ellos es de los que, supuestamente, menos cabría esperar acciones semejantes-. Sólo hay que escuchar lo que dicen para darse cuenta de que es justo lo contrario de lo que suelen hacer… -cuánto me recuerdan a los cerd… políticos de boquilla…-.

Pero sobretodo quería  comentar la penilla –tierna y "nostálgica"- que siento cuando escucho a muchas personas -a algunas de las cuales considero inteligentes- que tratan desesperadamente de justificar y suavizar lo injustificable y lo "insuavizable" –ni con caramelos halls…-,  y tratan de traducirnos a los demás lo que rebuznan sus "dirigentes espirituales" -un horror de concepto… que me da náuseas, arcadas y de todo-...
En este sentido, pienso que llegan a muchos planteamientos absurdos con el fin de autoconvencerse y convencernos a los demás, reforzando así unos esquemas que en el fondo saben débiles y en los cuales quieren creer a toda costa para sentirse seguros. Sé de lo que hablo porque yo mismo -y opino que casi todos- he necesitado bastones parecidos en los que apoyarme, y comprendo lo jodido que es deshacerse de ellos para seguir caminando –acojona muchísimo, y te resistes…, aunque después, por lo menos en mi caso, te sientes mucho más ligero, porque hay que ver lo que pesan los cabrones… y lo que embotan la mente…-.

Por ello me alegro del estupendo Papá que tienen actualmente, porque sin saberlo, está haciendo de Neo en este Matrix –¡es el elegido!-. Y es que, al ser tan rematadamente retrógrado, patético y obvio de narices, este "líder espiritual" está "liberando" más mentes en unos meses que el anterior en mucho tiempo… Yo me alegré mucho cuando "dios" lo señaló con el dedo en ese "sínclave" cómico de cojones… Una buena elección como dirigente -parecida a la de Bush…-, porque ese dios-Morfeo ya se olía que este menda se encargaría de ir derribando esa "prisión para la mente" de manera eficaz…

De momento, estoy convencido de que cada día muchas personas homosexuales, además de haberse podido liberar de otros pesos que llevaban a cuestas, están saliendo de este Matrix -o de sus influencias- en desbandada... Y creo que por este camino, dentro de no mucho, hasta los más acérrimos defensores de todo este montaje –incluidos sus eficientes agentes Smith- se van a terminar revelando, cansados de defender lo indefendible, cual virus cojonudos dentro de un sistema enfermo, incoherente y decrépito.

Pienso -como otros muchos- que esa estructura, y otras similares, se están cayendo por su propio peso, a pasos agigantados y desde hace tiempo… Por eso están haciendo tanto ruido… Espero que estemos en lo cierto, pues al parecer mucha gente todavía tardará en salir y luchará con uñas y dientes antes de hacerlo, y muchos otros no saldrán mientras vivan -sobre todo los que llevan demasiados años conectados, a los cuales sería muy traumático desconectar de ese Matrix a estas alturas…, ni el mismo Natzinger Z-Neo podría…-.

Muchos abrazos…


Editado por Nipona (una hora más tarde):
Nuestro querido amigo Penedicto 16mms Z no contento con ser el robot más poderoso de toda la galaxia, ha decidido poseer también ese lado oscuro de la fuerza que es la Guardia Becerril (y seguimos con la metáfora del rebaño). No tengo palabras ante el poderío de los estamentos militares.
No hay isla desierta lo suficientemente lejos para apartarse de este teatrillo de gran pestilencia costumbrista al más puro estilo Perez Galdós.
Que dios nos pille confesados porque lo que es este señor, ni de coña.

[Gracias a 20 minutos por el rato de risas]